Todo lo que fue nuestro primer Festival Regenerativo en Patagonia Osorno


Porque queremos crear el mundo que sí queremos vivir para nosotros y los que vienen, tomando solo lo que necesitamos y dejando mejor de como recibimos, viviendo regenerativamente.

Reciprocidad · Abundancia · Diversificación · Resiliencia · Belleza · Inspiración


Todos estos conceptos poderosos y movilizadores se escucharon entre los expositores invitados y quienes participaron de los diversos espacios del “Festival Regenerativo” que invitó Patagonia y Regenerativa a la comunidad de la zona del volcán Osorno. Como Fundación Regenerativa, propusimos a Patagonia habitar y poblar el patio y el segundo piso de su nueva tienda de Osorno, con contenido sobre regeneración, por un día entero, abierto a quien quisiera venir. El festival ofrecía un espacio a la comunidad para conocer experiencias inspiradoras de familias que están implementando técnicas de agricultura / ganadería regenerativas.



El sol iba poco a poco entibiando la mañana primaveral en Osorno el sábado 22 de octubre, perfecto para recibir conocimiento y experiencia de manos de “Gabrielito” y su amiga lombriz californiana “Lalo, la lombriz”. En su aventura nos enseñaron a compostar nuestros desechos orgánicos, pudiendo llegar a reducir en un 50% los residuos de nuestros hogares, dado que como resultado de la digestión de estas lombrices, nuestros desechos se convierten en tierra fértil para nuevas semillas y plantas. Cómo dice Gabriel, vuelve la nutrición al suelo y nutre su ngen mapu o el espíritu de la tierra: para obtener abundantes y sanas cosechas para cada persona y familia en su huerto.


A continuación del cuento de Gabrielito y Lalo la Lombriz, su padre Gabriel nos capacitó en como iniciar una vermicompostera en el hogar, compartiendo sus aprendizajes y las “embarradas” que finalmente han resultado para él y su familia. Hoy La Huerta de Gabriel es un diverso e interesante proyecto de huerto comestible, algo de sintrópico y agroecológico, algo de propagación y comercialización de árboles y hortalizas, algo de educación y algo de compostaje, pero sobretodo, corazón, mente y sentidos abiertos para aprender de la mapu y las antiguas tradiciones que hoy llamamos “regenerativas” pero que solo se basan en los principios de respeto: “toma solo lo que necesitas”, Agradecimiento y Reciprocidad. La mejor experiencia proviene de probar y perseverar de la mano de un profundo respeto por la tierra y su poder de alimentarnos, pero es nuestra responsabilidad devolverle lo mismo o más de lo que nos regaló gratuita y abundantemente desde siempre, alimentando, vistiendo y abrigando nuestro potencial creativo y de poder de transformación positiva.



El festival se componía de un espacio durante la mañana con cuentacuentos y taller de vermicompostaje en la huerta familiar de la mano de la familia de La Huerta De Gabriel para dar paso a entretenidos cuentos musicales de semillas y blues con la banda familiar Rockos.



CABEZA, CORAZÓN Y MANOS

Documental y conversatorio


Me encontré este extracto, recorriendo el primer piso de la tienda y su historia en torno a la “escalada limpia”. Dice así:



Esta declaración buscaba sembrar la idea que quizás la solución a muchos de los dolores que podamos tener como sociedad o territorio, es más directa si quitamos aquello que nos desconecta y aísla de la naturaleza.



Tuvimos la oportunidad de ofrecer en este espacio el Estreno en Chile del documental “Cabeza, Corazón y Manos”. Un video testimonial sobre regeneración a gran escala en España: más de 1 millón de hectáreas por al menos 20 años, con proyectos de agricultura, manejo de animales de forma regenerativa, producción de frutales y apicultura, turismo y otros sectores similares a la realidad de la zona de Osorno y cuenca de Llanquihue. Aparecían entrevistados en el documental muchos participantes del proyecto AlveLal (nombre del proyecto que muestra el documental), de diversas ocupaciones, edades y orígenes. Todos comparten un amor por la región, su paisaje, tradiciones y cultura, que si la nueva generación no retoma, va camino a convertirse en ruinas y desierto, siendo un sumidero de vida. El proyecto busca recuperar esta comarca por medio de implementación de intervenciones en la tierra, cosecha de agua, refugiando polinizadores y retejiendo las relaciones de la comunidad bajo el objetivo común de regenerar el lugar, volviendo a esta zona una fuente de vida.


Luego se dió paso a un espacio de reflexión de los asistentes sobre los testimonios, sembrando inspiración y conocimiento. Se incorporaron nuestros invitados para tener una inspiradora y profunda conversación sobre la “Abundancia y Regeneración Alimentaria” con la participación de Gabriel, Carolina, Antonio e hijos del fundo El Renuevo y Antú y Camila de Huerto Los Chilcos.



Conocemos el poder movilizador y transformador de la inspiración, queríamos poder compartir presencialmente experiencias en acciones por la regeneración de personas reales a personas reales. Por eso invitamos familias de proyectos de agricultura y manejo animal regenerativo de la Región de Los Lagos, para compartir su experiencia al embarcarse en proyectos de regenerar en el campo, a través de la producción de hortalizas, huevos, carne, artesanías, manejo holístico, frutales y más. Compartir presencialmente con un otro en torno a una pasión que lo moviliza, permite entender y generar cambios en hábitos y acciones más profunda y permanentemente.



Además de conocer lo que inspira a los proyectos, pudimos intercambiar estrategias de auto-cuidado de los emprendedores y sus familias, mejorando las relaciones humanas laborales, familiares y comunitarias. Notamos con asombro que, sin importar el origen o contexto, a pesar de ser todos proyectos con propósitos loables, sus equipos impulsores caían en una extenuación o deterioros notables hasta incluso enfermedades, solo por estrés y la presión de cumplir resultados imposibles. Muchos de quienes impulsan el cambio y “se están lanzando a hacerla” también se están “deconstruyendo” o a la vez que lo viven, están sin querer, re-escribiendo una nueva narrativa de cómo quieren que sea su vida y para sus familias y proyectos, de hoy en adelante, y qué rol cumple la naturaleza y la alimentación en esa toma de decisiones.



Uno de los principales cambios cuando se aborda intentar definir de qué hablamos cuando hablamos de un nuevo paradigma, es comenzar a verlo -sentir y percibir también de forma sistémica. A medida que se observa y comprende los patrones naturales de comportamiento y relaciones a toda escala, emerge la visión de múltiples procesos que suceden al unísono de forma coordinada. Estos, no provienen de una única fuente de inteligencia, sino más bien es una energía coordinadora natural que emerge y da vida a conjuntos (piensa en esas bandadas de pájaros o cardúmenes de peces que se mueven como grandes cuerpos en una coordinación sistémica).



Esta es una de las claves para las nuevas generaciones de jóvenes emprendedores (sin importar la forma de éstos proyectos, pero manteniendo el espíritu de crear cosas que aportan): pensar sistémicamente se vive y se aprende a ver, pues está siempre ahí - Es una de las cosas que hacen que la vida sea vida.

Pero no sucede de repente y no hay fórmulas. Cada persona lo sabrá permitir en la medida que conozca, abra y evolucione su consciencia. El movimiento de iniciativas regenerativas está sucediendo, aún cuando podamos no notarlo. Somos muchxs los que queremos escribir una historia diferente del humano y la naturaleza y sabemos que esa historia la hemos vivido y la estamos volviendo a crear al unísono en todas partes del planeta, de manos de mujeres, niños y hombres, jóvenes y viejos, todos hijas e hijos de un territorio.


Aprecio, belleza, cultura y tradiciones, evolución continua, pasado y futuro

Frases que nacen del documental y resuenan entre las centenarias maderas de la casona Stuckrath donde Patagonia Osorno ha abierto sus puertas.

Queremos nuevas narrativas regenerativas, que moldeen nuestra realidad, donde se pueda tener una crianza y familia conscientes, economía local sana y sentido de pertenencia.



 

Escrito por: Eloísa Silva L.

Eloísa es co-fundadora de Fundación Regenerativa. Mente creativa, ilustradora, huertera y creadora de conexiones. Vive en Frutillar con su familia: Mauro y Oli.


197 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo